TEMA:
Aborto Provocado

 

   

V I A B I L I D A D

X

                     Prometimos en una entrega anterior que trataríamos el tema de la viabilidad. La viabilidad se define como la habilidad del feto para sobrevivir fuera de la madre. Y claro, la creencia de que sólo es viable un feto avanzado, digamos, de siete meses, ha creado la falsa noción de que un feto por debajo de seis meses no es viable. La viabilidad ha llegado a ser el argumento favorito que esgrimen ciertos pro abortistas para justificar la expulsión del feto en las primeras etapas de su gestación. Para ellos, la falta de viabilidad prueba que en su etapa temprana el feto no es un ente o ser humano, ya que no es siquiera capaz de vivir independientemente. Abortarlo, por consiguiente, equivale sólo a extirpar una masa de tejido sin significado.

                   ¿Cuán viable es viable? Aún el niño ya nacido no sería viable si lo juzgáramos por el criterio de sobrevivencia independiente. Tanto el feto como el nacido, son criaturas dependientes. El feto depende de la placenta, y el nacido, de los senos de su madre. El bebé nacido depende por largo tiempo del cuidado de sus progenitores. Consecuentemente, el concepto de viabilidad enfrenta serios problemas. Siendo una idea subjetiva, no tiene siquiera linderos precisos. Nos explicamos.

                   Hasta la década de los 70, los obstetras decían que para un feto sobrevivir fuera de la madre, es decir, para ser viable, tenía que llegar a las 27 semanas de gestación o sea cerca de siete meses. Debía además pesar unos 1,000 gramos o sea más de dos libras. El avance en los procedimientos actuales de cuidado a los nacidos prematuros, ha reducido estas cifras a los 750 gramos (1 libra, 11 onzas) y a los seis meses y días de gestación. En la Gran Bretaña han ido más lejos reduciendo la edad y el peso del feto viable. Se habla allí de 300 gramos (menos de 11 onzas) y cinco meses de gestación. Note que desde la década de los 70, a esta parte, la viabilidad ha bajado de mil gramos a sólo 300 gramos y de 27 semanas (casi siete meses) a sólo 20 semanas o sea cinco meses. La diferencia cuantitativa y cualitativa es considerable. Como los instrumentos médicos de soporte de la vida y de ayuda a los nacidos prematuramente siguen avanzando y sofisticándose más cada día, para el tiempo que usted lea estas líneas los datos de viabilidad que he dado aquí muy bien podrían estar ya obsoletas.

                   ¿Se da usted cuenta, de lo que estamos planteando? El concepto de viabilidad del que las cortes y las leyes dependen tanto para despenalizar el aborto provocado, se modifica con el día. La ciencia t y la tecnología moderna tienden constantemente a reducir, tanto el peso, como la edad del feto. Los hacen viable más y más joven cada día. No tengo la menor duda de que el día esté cerca cuando los medios de soporte y la incubación artificial habrán

avanzado tanto que harán viable un feto desde los primeros minutos de la fecundación. De llegar ese día, los abortistas tendrán que definitivamente darle el beso de despedida al argumento de la viabilidad

El Dr. Bernardo Nathanson, obstetra y ginecólogo, después de haber autorizado miles y miles de abortos y haber practicado más de mil con sus propias manos, cambió radicalmente de opinión y de filosofía convirtiéndose en un ardiente antiabortista. Al tratar el tema de la viabilidad en su libro ABORTING AMERICA (América Abortiva), el Dr. Nathanson escribe: "El concepto de viabilidad tiende a ser una especie amenazada con extinguirse. Bien podría decirse del concepto de  VIABILIDAD que no es VIABLE" Y luego puntualiza: "Potencialmente todo es VIABLE, sólo hay que vencer los límites de la tecnología".

                   La ciencia moderna apunta al día cuando los aparatos de soporte de la vida podrían nutrir un feto de sólo 100 gramos (casi cuatro onzas) o 50 gramos (poco menos de dos onzas). El Dr. Nathanson llama a esto, la "inevitabilidad médica".

                   Así es, señoras y señores, en este mundo de relativismo lo que no es viable en una choza de campo en Centroamérica, es viable en el más sofisticado centro médico de Londres, Paris o Chicago. De modo que los avances médicos ahuman el argumento de la viabilidad inutilizándolo. Ya lo hemos dicho antes ... el aborto es asesinato. Es un crimen contra la vida humana. Contra el derecho básico de nacer. Es una violación abierta del principio moral establecido sempiternamente por la ley de Dios, que dice: "NO MATARAS".

                   A la mujer moderna le conviene dejar de racionalizar un acto que su corazón de corazones le dice que es un crimen. Es más racional aprender a controlar las pasiones carnales y a no entregarse a la promiscuidad sexual. El sexo indiscriminado es un acto irresponsable que no se compadece con nuestra condición de seres racionales. La especie humana supone elevar el sexo por encima del nivel en que lo practican los animales. Claro, pedirle al ser humano virtud, es como pedirle a un pecesito que se trague el océano. Es simplemente una imposibilidad. Sólo la gracia de Dios en  CRISTO puede inyectar en el hombre y en la mujer, deseos nuevos, ideales más altos, poder sobrenatural, control sobre su mente, continencia de su cuerpo, y disciplina sobre sus apetitos y deseos. Démosle, pues, oportunidad a Dios en nuestras vidas. Permitamos al Hijo de Dios,  CRISTO JESUS, transformar nuestros afectos y deseos, santificar nuestros más hondos anhelos. Permitamos al ESPIRITU DE DIOS, hacer su obra de gracia en nosotros. Y así, tomados de la mano del  DIOS TRINO, entraremos triunfantes a una sublime dimensión de vida que es accesible sólo a aquellos que han nacido de nuevo, nacido espiritualmente, por la simiente de Dios.

Vuelva a la tabla del Indice de los Tópicos